Día de la Discapacidad / Auditorio
Equipo técnico ALFAEM
Exterior otoñal sede Villablino
Junta Directiva, abril 2016
IV Torneo Solidario Pádel 2017
DMSM 2017 Trabajar sin máscaras, emplear sin barreras
25 aniversario 1992-2017 ALFAEM SALUD MENTAL LEÓN
Inauguración oficial Centro Residencial Marzo 2017
Asamblea de socios y comida conmemorativa 25 aniversario
ALFAEM Premio Diario de León 2017 al Desarrollo Social y los Valores Humanos
Servicio Centro Residencial.

PROYECTO DE CENTRO RESIDENCIAL PARA PERSONAS DISCAPACITADAS GRAVEMENTE AFECTADAS POR UNA ENFERMEDAD MENTAL

 

1.- DEFINICIÓN:

Las Residencias son un recurso residencial social y comunitario destinado a las personas afectadas de enfermedades mentales crónicas con deterioro de su autonomía personal y social. La capacidad es de entorno a 40 plazas y proporciona con carácter temporal (estancia corta o transitoria) o indefinido (estancia larga) de los siguientes servicios: alojamiento, manutención, cuidado y soporte, apoyo personal y social, apoyo a la recuperación psicosocial e integración comunitaria.

 

2.- FINES:

El Centro Residencial tiene como fines, los siguientes:

  • Cobertura de necesidades básicas: el centro proporcionará a los usuarios una cobertura digna y ajustada lo más posible a sus gustos de las necesidades básicas de alojamiento, manutención y cuidados.
  • Atención psicosocial: se desarrollarán procesos individualizados de rehabilitación con el fin de dotar a los usuarios de aquellas habilidades y apoyos necesarios para un funcionamiento adecuado, integrado y con la mayor autonomía y calidad de vida posible en su ambiente natural.
  • Integración y soporte comunitario: se desarrollarán programas individuales de integración y soporte comunitario que favorezcan los procesos de funcionamiento comunitario normalizado en las mejores condiciones posibles de autonomía y calidad de vida posibles. Se hará necesaria una estrecha coordinación con los recursos comunitarios existentes en la zona y otros dispositivos socio sanitarios implicados en la atención integral de los usuarios.
  • Contacto con las familias: Se favorecerá el contacto, apoyo y asesoramiento de la familia de los usuarios, cuando esto sea posible, para facilitar posibles retornos y para no perder el vínculo familiar. Se promocionarán las visitas mutuas y se establecerán regímenes flexibles de visitas.

 

Estos servicios básicos deberán ir adaptándose, modificándose o ampliándose en función de nuevas necesidades que pueda ir presentado el colectivo a atender y que marque la Administración financiadora.

El centro contará con un equipo multiprofesional que asegurará el cumplimiento de los objetivos señalados con una supervisión de 24 horas. Los objetivos que han de guiar su organización y funcionamiento son los siguientes:

  • Asegurar la cobertura de las necesidades básicas de alojamiento, manutención y soporte.
  • Favorecer la mejora de la autonomía personal o social de los usuarios residentes de tal forma que les permita un funcionamiento lo más normalizado posible.
  • Posibilitar el mantenimiento en la comunidad en las mejores condiciones posibles de dignidad y calidad de vida.
  • Favorecer la progresiva integración social de los usuarios residentes.

 

El centro residencial tratará de crear un ambiente lo más familiar y normalizado posible, favoreciendo que todos los residentes participen, de manera democrática y en la medida de sus posibilidades, en las rutinas diarias domésticas y en la organización interna.

El desarrollo de los objetivos expuestos, no se podrán llevar a cabo de forma aislada, independiente del resto de recursos sociales y sanitarios que ya atienden y trabajan por la rehabilitación del usuario antes de acceder al Centro. Como recurso abierto y comunitario y para hacer posible la continuidad de sus cuidados en una lógica de planificación y coherencia, el centro mantendrá una permanente vinculación y coordinación con cuantos recursos puedan favorecer, con cada uno de los 42 residentes, una atención integral de la mayor calidad posible.

El perfil de los usuarios a atender en la Residencia será el siguiente:

 

  • Personas dependientes de Grado III debido a su enfermedad mental grave y crónica cuyos déficit o deterioros en su funcionamiento psicosocial les impide vivir de un modo independiente.
  • Edad entre 18 y 65 años.
  • Ausencia, inadecuación o imposibilidad temporal o definitiva de apoyo familiar o social.
  • Personas enfermas mentales sin apoyo familiar que se encuentran en situación de exclusión social o grave riesgo de marginación sin hogar.
  • Estar atendido y ser derivado desde un Servicio de Salud Mental de los distritos o áreas sanitarias de salud mental de referencia que se establezca en la distribución y sectorización de las plazas de la Residencia.
  • Estar en una situación psicopatológica estabilizada.
  • No estar en situación de crisis psiquiátrica.
  • No presentar enfermedades físicas graves o crónicas que exijan una asistencia o cuidado sanitario especializado y/o continuado.
  • No presentar patrones de comportamiento agresivos o peligrosos para sí mismo o para los demás.

 

La Asociación lleva trabajando desde el año 2008 en un proyecto de construcción de un Centro Residencial de 44 plazas para personas con discapacidad por enfermedad mental grave y prolongada. La obra del Centro se comenzó a finales del 2010 y finalizó dicha obra en octubre de 2014. Actualmente está en la fase de equipamiento y se prevé poner en marcha a lo largo del 2015.

Las entidades financiadoras públicas y privadas, son las siguientes:

 

Fotografías Obra.

Fotografías Equipamiento.

OTRAS ENTIDADES

Colaboradores